La violencia infantil ¿causa o consecuencia?

Nos preocupa el tema de la violencia infantil pero para evitarlo tenemos que hacer un esfuerzo como sociedad y transformar radicalmente actitudes y comportamientos del nuestro día a día. Los seres humanos nos somos violentos por naturaleza como muchas teorías sociales nos intentan hacer creer. Estudios antropológicos de sociedades que nos están armadas sobre principios de competitividad y dominación así lo demuestran. La agresividad es intrínseca a la vida, la agresividad en el sentido de reaccionar de manera rápida y eficiente para garantizar la supervivencia. La cual no necesariamente tiene que ir acompañada de violencia contra algo o alguien en particular, la violencia aparece en el modo como manejamos y enfrentamos culturalmente esa agresividad que nos permite sobrevivir.

La violencia presente en nuestras sociedades se genera y perpetúa en el modo irrespetuoso en el que nos relacionamos los unos con los otros y en el cual los bebés y niños pequeños ocupan un lugar privilegiado. Asumimos actitudes irrespetuosas hacia la primera infancia sobre la base de considerar que carecen de elementos para tomar decisiones y que todavía no sienten y entienden el mundo en que viven. Los violentamos desde muy pequeños irrespetando sus necesidades más básicas, no atendiendo su llanto y dejándolos llorar, pasando por alto su necesidad de contacto y de atención, luego más adelante con jaloneos, gritos, chantajes o golpes marcamos nuestro territorio en relación a ellos. Les enseñamos a través de nuestro ejemplo que la violencia es un recurso válido y por ende aprenden a ser violentos y a ser violentados. Lo raro es que luego nos sorprenda cuando a los 2 o 3 años sean ellos quienes violentan a otros y más adelante nos violentan a nosotros mismos.

Criar sin violencia al 100% es prácticamente imposible en nuestra cultura pues somos herederos de prácticas de las que ni siquiera somos conscientes y que perpetúan diferentes formas violentas. A la vez que nuestro entorno está cargado de diferentes tipos de violencia que nuestros hijos e hijas reciben a su paso y en su interacción no sólo con nosotros sino también con otros niñ@s y adultos. Claro que esto no quiere decir que no debamos intentarlo, que si queremos construir un mundo diferente en el que la competitividad y la violencia no sean las bases de nuestras relaciones debemos intentar una crianza respetuosa y no violenta hacia nuestros hijos e hijas desde el primer día.

Los niños sólo podrán ser adultos no violentos y respetuosos hacia los demás si desde el embarazo y el parto los tratamos con respeto, no los violentamos en el día a día pasando por alto sus necesidades y los criamos fortaleciendo nuestro vínculo y desde el amor. A la vez que hacemos un esfuerzo por ser conscientes de nuestras propias violencias internas que se inician en el modo como nos comunicamos y nos tratamos unos a otros y de  las que ellos van a ser participes tanto directa como indirectamente.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Maternidad-paternidad responsable. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La violencia infantil ¿causa o consecuencia?

  1. alexa2r dijo:

    Excelente post. Sobre todo aquel aspecto que comentas. El hecho de que si bien no podemos evitar que vivan violencia fuera de casa es probable que se la encuentren en cada esquina. Si hacer la diferencia en casa para que aprendan a detectar que si les llegasen a violentar, no lo vea de manera normalizada y sea ajeno. Que sepan cómo enfrentar las situaciones violentas es algo que podemos ayudarles a manejar. Sobre todo si viven alguna agresión (física o emocional) por parte de algún extraño y que es importante que nos lo hagan saber (mantener comunicación con nosotros). Aprender a decir ¡no! (no me gusta, no me agrada, me haces daño, tus palabras hieren) y hacerle saber a la persona que agrede es un punto fundamental cuyo en nuestra cultura (bajo el mismo sistema) no nos enseñan pues ya muchos somos sumisos y normalizamos la violencia o respondemos con la misma. Lo que si es cierto es que la violencia genera violencia.
    Gracias por compartir tus palabras 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s