El sueño infantil: en nuestro afán de controlarlo y dominarlo todo.

Como parte del movimiento que se levanta a nivel mundial en favor de un estilo de vida más respetuoso de nuestra biología y de la infancia, se proclama del 29 de junio como DÍA MUNDIAL DEL SUEÑO FELIZ. 

29 DE JUNIO DÍA MUNDIAL DEL SUEÑO FELIZ

29 DE JUNIO DÍA MUNDIAL DEL SUEÑO FELIZ

Madres, padres y especialistas en el mundo infantil denuncian a coro aquellas prácticas culturales que han convertido al sueño de los bebés y niñ@s pequeñ@s en un problema, en algo que tienen que aprender y en lo que deben ser entrenados. De igual modo que ha sucedido con otros ámbitos de nuestra biología ahora es el SUEÑO lo que pretendemos controlar, cambiar. Un proceso fisiológico normal que trascurre de manera autónoma y que está asociado al modo como funciona nuestro cerebro en el ciclo vital de descanso-vigilia, lo ponemos en cuestionamiento y asumimos que es necesario transformarlo y que nuestros hijos e hijas “aprendan” a dormir. Incluso con reglas e instructivos que parten de supuestos que negativizan a la infancia y convierten a nuestros hij@s en nuestros enemigos a quienes tenemos que dominar y negar. Dejarlos llorar durante 5 minutos cada día para evitar que nos tomen la medida y al final luego de muchos días de angustia y sufrimiento mutuo (¿por qué que madre y padre no se angustia mientras escucha llorar a sus pequeños en otra habitación?) tal vez logren dormirse solos y de corrido. Esa es la promesa que algunos falsos especialistas en la infancia le hacen a los padres y madres desesperadas, reforzando la idea de que sus hij@s no saben dormir y que tienen que enseñarles.

¿Cómo se nos pudo ocurrir que era necesario que los niñ@s aprendieran a dormir y que como adultos teníamos que entrenarlos para que lo lograran? ¿En qué momento de nuestra historia nos creímos capaces de controlarlo todo, incluso las funciones de nuestro cuerpo que están armadas biológicamente y directamente relacionadas con nuestra supervivencia? Quien nos viera desde fuera tal en lugar de enojo o de sorpresa, se reiría de que como civilización seamos capaces de llegar a estos puntos de pretender convertirnos en lo que no somos y atentar contra la propia especie.

Empeñarnos en enseñar a dormir de corrido toda la noche a los bebés o que duerman tranquilos y a gusto solos en sus propias habitaciones, parece ser la meta de muchos. Todo a partir de que hemos aceptado una dinámica económica de vida que controla nuestro día a día, que nos despersonaliza y ataca nuestra biología adulta, que nos impone rigores para los que no estamos diseñados a nivel biológico y que para colmo pretendemos trasladarlas hacia nuestros bebés, y niñ@s. No deja de ser raro el que nuestra cultura se sostenga sobre supuestos de este tipo que se enfrentan abiertamente contra nuestra biología y que se vuelva ideología dominante la que defiende un sueño infantil totalmente ajeno a la madurez del cerebro de los niños y niñas. Definitivamente estamos prisioneros de una mentalidad colonialista e irrespetuosa de las diferencias y particularidades de los OTROS, en este caso la infancia con sus características y particularidades, que quiere abarcar y controlar todo a su paso.

Como un grito común nos levantamos muchos y muchas en el mundo en contra de los métodos de aprendizaje y entrenamiento que pretenden enseñarles a los niños a dormir y que no respetan la fisiología normal a través de la cual funciona el cerebro infantil. En nuestro afán homocéntrico de controlarlo todo también pretendemos controlar el sueño de nuestros hijos e hijas, en lugar de acompañarlos y respetarlos para que su sueño sea normal, sin presiones y que vaya madurando espontáneamente hasta alcanzar el sueño adulto entre los 5 a 7 años de edad.

Aprender a respetar nuestra biología y sacarle provecho en lugar de intentar revertirla y atentar contra, ella sigue siendo nuestro mayor reto como especie. Nuestros bebés, y niñ@s merecen UN SUEÑO FELIZ sin entrenamientos, ni presiones para “aprender” a dormir, sólo tenemos que acompañarlos, que estén junto a nosotr@s, brindarles nuestros brazos y solos podrán lograrlo.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Maternidad-paternidad responsable y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s