Mitos y creencias sobre la LM: los bebés amamantados no se llenan

Existe la falsa creencia de que “”si el bebé recién nacido llora a cada rato o da señales de querer comer es porque se queda hambre, porque la leche materna no lo llena o porque la madre no produce suficiente leche como para satisfacer las necesidades de su bebé”.

amamantado

Del libro “El misterio de la Teta” (Ed. Madreselva) /”The Mystery of the Breast” (Ed. Pinter & Martin).
Ilustrado por Afra (2011)
http://www.soleafra.blogspot.com

Este tipo de enfoques dañan profundamente la confianza de las nuevas madres en su capacidad de amamantar, a la vez que están directamente asociadas a la falsa creencia de que los suplementos son mejor alimentos para los bebés que la leche materna. En la realidad estas creencias están basadas en un desconocimiento acerca de las propiedades de la leche materna y de las características del estómago del recién nacido

La leche es elaborada por el cuerpo materno adaptada a las características del inmaduro y pequeño estómago del bebé. El calostro durante los primeros 3 días es el alimento perfecto y suficiente pasa satisfacer todas las necesidades y a partir del 4 a 5to día con la bajada de la leche estos requerimientos siguen siendo satisfechos con la leche materna de transición y luego por la leche madura. Esta sintonía perfecta entre el cuerpo materno y los requerimientos del bebé determinan que la leche sea liberada en la cantidad justa que el bebé requiere y con la composición perfecta para que el pequeño estómago del bebé pueda digerirla rápidamente y obtener a través de esta todo lo que su cuerpo requiere sin desgaste energético excesivo y sin dañar sus inmaduro sistema digestivo. La leche materna es capaz de satisfacer al al 100% las necesidades nutricionales del bebé durante sus primeros 6 a 8 meses y el 80% de estos hasta los 12 meses, para pasar a constituir el 40% de su dieta durante el 2do año de vida.En realidad son expectativas de partida equivocadas las que asumen que los bebés deberían dormir muchas horas seguidas y comer cada 3 o 4 horas y que cada vez que lloran lo hacen por hambre. La realidad es muy distinta.

Lo normal es que los bebés requieran alimentos muy seguido y que los patrones varíen mucho entre un bebé y otro, desde cada media hora hasta cada 2 a 3 hrs dependiendo de la pareja de lactancia mamá-bebé. A la vez que lo normal es que los bebés permanezcan prendidos al pecho durante mucho tiempo, entre 30 min a 1 hora o más, en especial durante los primeros 30 a 45 días de vida. Lo anterior se debe no sólo a que la succión del bebé recién nacido es todavía débil y les toma un tiempo vaciar los pechos maternos, pero a la vez a que los bebés tienen una gran necesidad de succión como mecanismo para mantener conectados a sus madres luego de la gran pérdida que significa para ellos la vida extrauterina. Además es normal que los bebés lloren con mucha frecuencia pues el llanto se vuelve el mecanismo biológico para comunicar las diferentes situaciones por las que pasan en su vida, sed, sueño, frío o calor, inseguridad, temor, soledad, cansancio, y no sólo el hambre. El llanto pasa a ser durante la vida extrauterina el mecanismo físico que sustituye a la comunicación molecular y eléctrica, a través de hormonas y señales nerviosas, existente en tanto el bebé estaba dentro del útero. De modo que desantender el llanto del recién nacido, dejarlos llorar solos y no satisfacer sus necesidades prontamente atenta contra la capacidad comunicativa de los bebés y niños pequeños y tiene repercusiones a largo plazo en su comunicación verbal y extraverbal. El llanto es un mecanismo evolutivo para garantizar atención y cuidados y lograr sobrevivir dado lo indefensos y dependientes que son los los bebés humanos. Por todo lo cual debemos estar atentos al llanto de nuestros pequeñ@s en lugar de asumir que es algo negativo y que siempre indica que están hambrientos (https://maternidadaldesnudo.wordpress.com/2010/12/01/el-llanto-en-la-primera-infancia-2/).

La leche materna por su composición ajustada a las necesidades de grasas, proteínas, carbohidratos, minerales y vitaminas de los bebés humanos es de más fácil digestión y por ende los bebés ingieren la cantidad de leche que necesitan y su estomago se vacía con rapidez. Esto genera en los bebés amamantados una mayor calidad de vida tanto a corto como a largo plazo y a la vez determina que los patrones del lactancia de los bebés no amamantado no sean normales. Alimentar cada 3 hrs. y entre comidas permanecer adormilados durante los primeros meses es el patrón de comportamiento inducido por una manera artificial de alimentación. La cual es mucho más agresiva, dañina y lejana a los requerimientos biológicos de los bebés humanos y por ende genera en estos respuestas totalmente distintas a las de aquellos bebés alimentados con lactancia materna. Es por ello que como mamás no tenemos porque regirnos, guiarnos o esperar que así se comporten nuestros bebés cuando son alimentados respetando el modo biológicamente diseñado para ellos, la lactancia materna exclusiva y a demanda.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Lactancia materna y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Mitos y creencias sobre la LM: los bebés amamantados no se llenan

  1. Pitima dijo:

    Trabajo en un centro de salud… y me duele tanto en el alma cuando alguna vez me ha venido alguna mamá con su recién en brazos pidiéndome cita para su médico para que le recete las pastillas que cortan la leche…… Es tan absurdo!!!
    Tenemos tanta conciencia perdida…… Cómo es posible….
    Yo tengo una niña de 2 años y medio que todavía amamanto.
    Un saludo. Gracias por estos artículos, que son oro puro para las mamás que están pasando por esta etapa dura, teniendo en cuenta todos los impedimentos que minan la sagrada confianza que debería tener una madre en su instinto maternal….

    • Micelys dijo:

      Gracias Pitima por tu comentario y muchas felicidades por amamantar a tu pequeña de 2 años y medio… es tan hermosa la vivencia de amamantar a bebés mayorcitos y niños pequeños que sólo quienes la hemos tenido podemos entenderla 🙂 (mi niño tiene 3 años y 3 meses y todavía lo amamanto)… en efecto lo que comentas es muy triste y lamentablemente muchas mamás no quieren amamantar porque nuestra cultura ha minimizado el valor de la LM y atenta todo el tiempo contra ella y nos hace creer que es lo mismo amamantar que alimentar con biberón para los bebés y por eso muchas mamás no le dan el valor que merece y no se dan la oportunidad de vincularse con sus bebés. Es una pena y contra eso ponemos nuestro granito de arena 🙂
      Un abrazo y muchas gracias por pasar y comentar.

  2. mapr dijo:

    Estoy leyendo esto mientras amamanto a mi pequeño de dos años, a quien tengo intención de alimentar hasta que el desee, al iual que hice con sus hermanos ( mellizos lactantes hasta los 4). Entonces no sabía lo que se ahora, por eso me parece tan importante la función de estas páginas, pues a veces el desconocimiento y los comentarios por parte de personas ajenas minan mucho la confianza de las nuevas madres. La fortaleza fisica y emocional e los niños lactantes solo se aprecia cuando se convive con ellos. No creo que puedan conseguirla de un modo mas natural.

    • Micelys dijo:

      Muchas felicidades a ti por eso de amamantar a mellizos con una lactancia tan prolongada… ese es un tema en si mismo pues existen muchos mitos acerca de si la madre logra producir o no suficiente leche para dos bebés a la vez y sin dudas una muestra incomparable de dedicación materna pues si la demanda de uno es alta, ya puedo imaginar la de dos. Así que mis respetos y admiración para ti por esa lactancia :).
      Totalmente de acuerdo en que de ningún otro modo los niños son tan saludables en cuerpo y alma como cuando reciben todo el contacto, la protección y el apego que les proporciona la lactancia materna… y nosotras como mamás recibimos una amplia recompensa porque nada más amoroso y tierno con mamá que un bebé amamantado ;).
      Precisamente en eso pienso cada vez que publico algo… en todo lo que yo pasé en mi maternidad y en evitárselo a las nuevas mamás para que vivan más tranquilas, felices y confiadas en sus capacidades la suya.
      Muchas gracias por tu comentario mapr 🙂

  3. Florencia dijo:

    Totalmente de acuerdo con la autora. Gracias a Dios y a mis antepasadas que mi mama me supo contar fueron madres de leche venci el poder que trato de ejercer sobre mi un pediatra que no solo no creía que mi leche fuera suficiente sino que hasta trato de demostrarmelo con una balanza: me hizo pesar a mi bebe darle el pecho y luego volver a pesarlo como si uno engordara 1 kg si come 1 kg de lechuga. Hoy por hoy mi tercer hijo esta a teta exclusiva y mañana enfrento el desafío de seguir así pese empezar a trabajar después de la licencia. Para las que lo necesitan ANIMO. Recuerden que estamos aca gracias a que en el pasado nuestras tatarabuelas tuvieron leche: PODEMOS!

  4. Marjorie dijo:

    Soy una mamá de 39 años, tengo un bebé de casi 4 meses y solo le doy leche materna, en la cita médica de control de los 3 meses el médico me dijo que solo había aumentado 300 gr. por lo que me puse muy triste y estresada pensando que mi leche no lo estaba alimentando bien como para aumentar el peso debido. Llegué a casa, con un tarro de fórmula en mi mano dispuesta a darle a mi bebé para que se lograda alimentar como debía porque mi leche no lo estaba haciendo. El bebé no quiso la fórmula y mucho menos el biberón. Le doy gracias a Dios que ambas cosas fueron rechazadas por él pues luego de ir al día siguiente a consulta con una asesora de lactancia, logré entender que mi leche es perfecta, el problema es que no me estaba poniendo bien al bebé y a él le costaba succionar la leche, eso le puede estar pasando a muchas mamis, yo leía mucho y veía ilustraciones de cómo colocar al bebé y siempre pensé que lo hacía correctamente, pero no era así!, ahí me enseñaron bien cómo hacerlo y además, me hicieron una prueba sacandome leche para que yo viera que producía bastante, pues también pensé que mi producción había bajado, pero mi bebé si estaba siendo bien alimentado, cada bebé que toma leche materna aumenta menos que un bebé gordito a pura fórmula. Sigo dándole solo leche materna y ya está todo gordito y rebosante. Este mes, ya va para 1 k. de aumento!, una vez que aprendí, me ayudaron y me apoyaron, todo ha salido de maravilla. Ojalá toda mamá busque ayuda cuando tiene dudas, no solo leyendo artículos, libros o buscando en internet, si no que una persona especialista en lactancia les pueda asesorar. Gracias a Dios yo busqué esa ayuda y mi bebé es un gordito saludable a pura lechita mía!. Bendiciones a todas.

  5. camila dijo:

    viva la teta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s